Nuestra vida no esta programada desde que nacemos

Actualizado: 8 jul 2020

Un día en una de las tantas consultas médicas, uno de los especialistas confundido y sin saber qué hacer al conocer mi caso me dijo “es que a nosotros nos enseñaron a curar enfermedades, no a sanar enfermos”, palabras que me quedaron resonando en mi mente y que además me invitaban a cuestionar la medicina, yo no entendía porque en mi mente concebía al médico como ese personaje que me iba ayudar a sanar, que ayudaba a sanar a los enfermos y que de verdad hacían todo lo posible por ayudarnos a estar mejor.


Sin embargo entre más empeoraba mi salud, entre más visitaba a diferentes médicos con la esperanza de que alguno se interesara en ayudarme a sanar, me encontraba con la total indiferencia, con poca importancia y poca actitud e interés, me sentía frustrada y decepcionada. Pero peor aun cuando eran mis propios estudiantes médicos que querían ser gerentes de instituciones de salud, quienes me decían que a ellos no los formaban para la investigación, que no sabían de ello, fue en ese momento cuando comprendí el tipo de educación que recibían estos profesionales.


“Así que entendí el sistema, entendí sus limitaciones, comprendí que ese no era el camino y que si yo quería vivir y encontrar la forma de sanar tenía que empoderarme y fue así como gracias a la investigación, encontré el camino de mi propia sanación.”

He hecho algunos descubrimientos maravillosos que quiero compartir con ustedes, que me han abierto mucho más la mente y que me han permitido evidenciar cómo funciona el mundo de la salud física y emocional.




18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo